Comer menos carne salva al planeta

Acción por el clima Destacada Noticias generales
La ONU pide comer menos carne contra la crisis climática

Comer menos carne puede salvar a nuestro planeta. Los mexicanos consumen aproximadamente 62 kilogramos de carne cada año; según el Consejo Mexicano de la Carne, el consumo de este alimento en 2018 aumentó en 3.7% con respecto al año anterior.

El problema es que la ganadería es una de las industrias más contaminadas del mundo, debido a todos los activos naturales necesarios para su producción. ¡Sí, tu dieta diaria está matando a la tierra!

3 razones para reducir el consumo de carne

  1. Acaba con el agua. Según datos del Instituto de Ingenieros Mecánicos, se necesitan de 5000 a 20.000 litros de agua para producir un kilogramo de carne. A nivel mundial, la huella hídrica mundial de la producción ganadera representa el 29% de todas las huellas hídricas de la producción agrícola. Entre 1996 y 2005, esto significó el uso anual de 2,422 mil millones de metros cúbicos. 87,2% de agua verde (agua de lluvia), 6,2% de agua azul (agua superficial y subterránea) y 6,6% de agua gris (agua dulce necesaria para absorber contaminantes).
  2. La deforestación para el pastoreo destruye el hábitat natural. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) estima que hay más de 28 mil millones de cabezas de ganado en el mundo. La tierra que necesitan todos estos animales para pastar es 1,5 veces la de México.
  3. Produce más gases de efecto invernadero que todo el transporte combinado. Para poder comer un trozo de carne, la cría de animales produce más gases de efecto invernadero que todas las formas de transporte. Dicho de otra manera: imagina un autobús que limite el calentamiento global a 1,5ºC para 2050 con 20 asientos para gases de efecto invernadero. Si el consumo de carne continúa aumentando, entonces, entre estos 20 asientos, se espera que el sistema alimentario ocupe 11 asientos. Según datos reportados por Greenpeace, solo quedan nueve asientos para otros sectores clave de nuestra economía (energía, industria, transporte y otros).
Reducir a la mitad el consumo de carne para salvar el planeta y la salud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.