Alimentos mexicanos que están en peligro de extinción

Noticias generales

Existen varios alimentos mexicanos que están en peligro de extinción debido a su sobreexplotación entre ellos destaca la miel, el acitrón y el chocolate. Con la sobreexplotación, un consumo abusivo o nuestra apuesta por fomentar el cambio climático, estamos aniquilando a muchas especies de nuestro entorno.

Hay algunos factores por los que estos alimentos están en peligro de extinción son: su explotación, el cambio climático, la ignorancia en su conservación, falta de interés del consumidor porque no conoce el producto y por último la desconfianza por parte del consumidor.

La miel es uno de los alimentos que corren mayor riesgo de extinción
La miel si tiene fecha de caducidad

¡Dile adiós a la miel!

Como consecuencia del empleo de productos tóxicos por parte de la agricultura industrial, y el cambio climático, la población de abejas está disminuyendo en todo el mundo.

Si te interesa saber más

Y no solo la miel sino también frutas, vegetales y cultivos se verán afectados. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señala que de unas cien especies de cultivos que aportan el 90% de los alimentos a nivel mundial 71 de ellos son polinizados por abejas.

Despídete del chocolate

Costa de Marfil es una de las principales regiones productoras del cacao que consumimos a nivel planetario. Pero según informa el Centro Internacional de Agricultura Tropical, en este país las temperaturas aumentarán mas de un 2°C hasta el 2050. De este modo, el cambio climático afectará la producción del cacao, ya que estás áreas serán más calurosas de lo que necesitan estos cultivos.

Bye acitrón

El acitrón no es solo un ingrediente sino que es indispensable en la naturaleza ya que ofrece servicios ambientales como retención de agua de lluvia gracias a sus raíces, frena la erosión y néctar para insectos polinizadores, entre ellos las abejas.

El problema de esta cactácea es que tarda de 14 a 40 años en crecer tan solo 40 centímetros, esto se debe a las condiciones de estrés de su hábitat en el que encontramos sequía, aridez y pobreza de suelos. Es por eso que recomendamos omitir su consumo para permitir que esta plana vuelva ser reforestada o al menos limitarlo tomando conciencia de su situación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.