Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Salud Vespertino
Compartir:

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad TDAH es cuando una persona no puede tener una buena concentración, les es complicado prestar atención, son inquietos.

Habitualmente su diagnostico se genera en la niñez y a menudo dura hasta que somos adultos.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Tipos de trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Hay tres tipos de TDAH y se clasifican dependiendo de la gravedad síntomas del paciente.

  1. Presentación en la que predomina la falta de atención: se olvida de los detalles y se distrae fácilmente de la rutina diaria, dificultad para seguir instrucciones, mala organización, son olvidadizos y siempre pierden las cosas.

2. En que circunstancias se presenta la hiperactividad o impulsividad: las personas se mueven porque les es muy difícil quedarse quietas durante largos lapsos de tiempo; generalmente no esperan su turno porque son muy desesperadas entonces, son propensas a tener más accidentes y lesiones que otras, corren y se suben a muebles, impaciencia extrema; son personas que siempre están en marcha.

3. Combinada: personas que les es muy complicado obtener una concentración; de igual manera son muy desesperadas y quieren todo al instante (los dos puntos mencionados anteriormente).

Causas del TDAH

Además de la parte genética los científicos han estudiado otras causas.

  1. lesiones cerebrales.
  2. Exposición cerebral.
  3. Consumo de alcohol o tabaco en el embarazo.
  4. Parto prematuro.
  5. Bajo peso al nacer.

Algunas otras causas son por ver demasiada televisión, comer azúcar en exceso, factores sociales, ambientales o familiares, pobreza o caos familiar.

Existen estudios realizados en donde explican que las persona que poseen TDAH, producen problemas en los circuitos cerebrales así dañando:

  • Corteza prefrontal: encargada de organizar, planear, cuestiones ejecutivas.
  • Ganglios basales: Son los encargados de controlar impulsos.
  • Cuerpo calloso: une los hemisferios cerebrales porque coordina las funciones de ambos para poder.
  • Cíngulo anterior: se encarga de la parte afectiva, manejo de emociones y la memoria

Esto afecta: atención, estado de alerta, memoria de trabajo y control personal.

Quizás te interese: Tratamiento para TDAH

México informa

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.