Machismo en la pareja

Machismo en la pareja: una realidad

Opinión Sabatino
Compartir:

https://www.facebook.com/Abarrotes-102831634961321/

Enamoramiento

Al inicio de una relación afectiva suele suponerse que el panorama será color de rosa, durante el enamoramiento se suelen experimentar una serie de emociones y cambios en el comportamiento de los implicados, sin embargo, cuanto más seria se vuelve la relación, podría aparecer un fenómeno muy común: el machismo en la pareja.

Machismo en la pareja

Cuando ésta etapa pasa y la pareja va conociéndose más a fondo, se percata de los miedos, frustraciones , traumas, sueños y un sin fin de situaciones que pueden repercutir en el rumbo de la relación, aunado al contexto histórico de cada una de las partes implicadas y el grado de madurez.

Es preciso mencionar que la sociedad en la que vivimos está muy marcada por la imagen de hombre fuerte, el cual no tiene permitido llorar, mostrar sus sentimientos y mucho menos realizar labores domésticas, cabe señalar que esto es inculcado principalmente en casa, mientras que la mujer debe ser débil, sumisa y generalmente se cree que necesita la protección de un hombre.

El machismo en la pareja: relaciones formales

Durante una relación formal suele ejercerse  violencia psicológica. 
Machismo en la pareja

Cuando la pareja ha decidido dar el siguiente paso en la relación, es decir, vivir juntos, la situación puede volverse más tensa debido a que ambos deben llegar a acuerdos para que ésta fluya lo mejor posible, aquí influyen aspectos como el dinero, las amistades, las labores del hogar o bien la realización personal.

La mujer suele ser menospreciada ya que en el modelo tradicional la mujer debe de quedarse al cuidado de la casa y estar al pendiente de las labores domésticas, independiente de si se le permite o no salir a laborar, mientras que el hombre es quien debe salir a trabajar día a día para cubrir los gastos del hogar, razón por la cual tiene permitidas ciertas libertades.

Para ver más notas https://mexicoinforma.com/

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *